IFCN: El repartidor de sellos (Parte III)

Vamos con la siguiente entrada sobre nuestro periplo para convertir una asociación en una asociación certificada por el IFCN como «Agencia verificadora».

Antecedentes

  • Bien, ya habíamos definido los estatutos de la organización y dejado bien claro que el objetivo es verificar si una noticia es una «Fake new» o bulo.
  • Hemos realizado el registro en el ministerio del interior y obtenido un identificador como asociación.
  • Finalmente, nos hemos registrado en la web del IFCN para solicitar que nos evalúen si somos aptos o no.

Evaluación

Una vez realizada la solicitud, pagado la tasa de evaluación y nos hayan asignado un asesor que realizará la evaluación, deberemos pasar un proceso similar a una auditoría, donde el asesor revisara por su cuenta nuestra web y nos podrá solicitar evidencias.

Para realizar esta evaluación el IFCN ha puesto a disposición de los asesores una guía a seguir para este proceso:

GUIDELINES FOR ASSESSORS

En esta guía se pueden encontrar que tipo de cosas revisan, alcance de las evidencias, etc.

Criterios para ser considerado «apto»

 
Según la guía para ser considerado apto para la evaluación se deben cumplir los siguientes puntos:
  1. El solicitante es una organización legalmente registrada y sus detalles se pueden encontrar en su web.
  2. El objetivo de la organización es el de «fact-cheking»
  3. El solicitante ha publicado una media de al menos un «fact check» (noticia desmentida) por semana en el transcurso de los 6 meses anteriores a la solicitud o 12 meses si en el país que opera hay al menos ya 5 o más organizaciones verificadoras con el certificado IFCN a la fecha del registro de la solicitud. (De momento en España a fecha de esta entrada solo requerirían 6 meses)
  4. Al menos una media del 75% de las revisiones realizadas por el solicitante son centradas en temas que podrían tener un impacto en el bienestar de las personas, el público en general o la sociedad.
  5. La «línea editorial» del solicitante, desde el punto de vista del IFCN, no está controlada por un estado, un partido político o un político concreto.
  6. Si la organización recibe pagos de organismos locales, estados o fuentes políticas, deberá publicar/proveer comunicados en su site (Web) indicando que este tipo de pagos no influyen en la naturaleza de su operativa.

De forma esquemática:

Así que ya sabes, antes de solicitar ser evaluado necesitas cumplir los puntos anteriores para ser considerado apto para empezar el proceso de evaluación.

Si revisamos los requisitos mínimos, los dos últimos puntos son muy «curiosos»:

  • La «línea editorial» del solicitante, desde el punto de vista del IFCN, no está controlada por un estado, un partido político o un político concreto.

Pregunta que nos hacemos: ¿Y si la organización puede tener vínculos con empresas privadas con objetivos partidistas?

  • Si la organización recibe pagos de organismos locales, estados o fuentes políticas, deberá publicar/proveer comunicados en su site (Web) indicando que este tipo de pagos no influyen en la naturaleza de su operativa.

Pregunta que nos hacemos: ¿Como se garantiza que realmente no hay una influencia con estos pagos, con un simple comunicado basta? (Si mama prometo que seré un niño bueno…)

En concreto, la decisión de si se cumplen o no estos requisitos queda en manos del «asesor externo» que revisa la actividad y valora si él cree que son independientes o no.

Para ello en la guía para asesores, se indica que, en estos puntos, el asesor puede requerir al solicitante:

  • Identifique cualquier relación oficial y / o financiera que tengan con el estado, políticos o los partidos políticos en el país o países que cubren.
  • Identificar si su organización recibe fondos de fuentes políticas o estatales locales o extranjeras, cómo aseguran la independencia editorial de su trabajo.

Pregunta que nos hacemos: En la guía, se habla de relaciones actuales. ¿Qué pasa con aquellas asociaciones que puedan tener cargos que hayan trabajado directamente para gobiernos o partidos políticos? ¿Se tienen en cuenta?

¿Qué opinan de estos requisitos? ¿Les parecen bien definidos o como nosotros, ven zonas «grises»?

En la próxima entrada, hablaremos de la evaluación y sus puntos a tratar.

 

Deja un comentario