Chanchullos: Cosas de política (Episodio 1)

Hoy damos un giro de timón respecto a nuestras últimas entradas para traer lo que será el inicio de una serie de entradas sobre situaciones que producen nuestros queridos políticos (sean del signo que sean) y tienen algunas cosas en común:

  • Nos cuesta dinero (mucho dinero)
  • Hay «colegueo»
  • Nos impacta en nuestra vida de forma directa o indirecta

Aprovechando la desgraciada situación de pandemia por el virus COVID-19, queremos centrarnos en uno de los focos que más ha sufrido, las residencias.

En concreto, como existen «chanchullos» en nuestra administración pública que han podido agravar más esta situación. Nos queremos centrar en un ejemplo claro que ocurre actualmente en la comunidad autónoma de Cataluña.

Actores de este episodio

En este episodio tenemos los siguientes actores implicados:

Grupo Mutuam

Una alegre y amable fundación sin ánimo de lucro, recordad esto. Que presta servicios asistenciales en el ámbito de la sanidad:

  • Hospitales privados
  • Ayuda asistencial para residencias
  • Otros

Conselleria de Salut de la Generalitat

https://revistafarmanatur.com/wp-content/uploads/2019/01/salud-catalu%C3%B1a.jpg

No hay buena trama sin que tengamos a un gobierno/administración pública por medio, por desgracia.

Residencias de ancianos

Por desgracia, las perjudicadas. En Cataluña, Mutuam da servicio a todas las residencias de varias comarcas, tal como indica en su web, mediante el servicio que denominan Equipos de Asistencia Residencial (EAR).

En sí, su objetivo es muy loable, complementar el servicio que ya de por si prestan los centros de asistencia primaria y/o los profesionales que trabajan en las residencias para mejorar la vida de los residentes en estos centros.

Enlace hacia su web

La primera tanda de preguntas que se hace uno es:

  • ¿Hace falta una fundación privada para mejorar un servicio que ya presta la sanidad pública?
  • ¿Es un indicador que se pasaron de recortes?
  • ¿Porque no invertir en los centros de asistencia primaria que ya dan esos servicios para que sean mejores?
  • ¿Quién controla y supervisa que esta fundación hace un buen trabajo? (Porque puede dar un mal o buen servicio, pero se debe verificar)

Antecedentes

Todo esto empieza por allá 2009, la Generalitat de Cataluña, en concreto el departament de Salut, privatizó parte del servicio de atención sanitaria a las personas mayores que residen en residencias de ancianos. En concreto, los pertenecientes a las zonas de Barcelona ciudad y las comarcas de:

  • Baix Llobregat
  • Vallès Occidental Este
  • Vallès Oriental

De forma resumida, con este «acuerdo» el Govern de la Generalitat paga a una fundación privada (pero sin ánimo de lucro), en este caso Mutuam, para que realice el mismo trabajo que se realiza desde los ambulatorios (centros de atención primaria) con los mayores que tienen enfermedades crónicas o complejas que residen en centros residenciales.

Por supuesto, sin concurso público, porque eso supone hacer más papeleo y es un engorro para los políticos.

Coste del servicio

Bien, entrando en detalle. ¿Cuánto cuesta los servicios que se han contratado a la fundación «Mutuam»?

Gracias a que se tienen que publicar los datos (aunque no lo ponen fácil de encontrar) tenemos los datos:

Aunque la Generalitat solo llega hasta 2017, los datos de 2018 los hemos podido obtener del portal de la fundación:

Con los números recopilados, os mostramos el coste del servicio de atención sociosanitaria:

Aquí os dejamos la tabla:

AñoCoste anual
2009   23.351.702 €
2010   23.808.805 €
2011   22.644.320 €
2012   21.168.403 €
2013   20.473.046 €
2014   20.782.623 €
2015   20.780.057 €
2016   19.984.470 €
2017   22.518.188 €
2018   22.460.000 €

Cabe decir, que estos no son los únicos pagos que hace la Generalitat a esta fundación, si consultáis el portal que os hemos compartido, la Generalitat le paga a esta fundación por realizar pruebas diagnostico o de otro tipo en sus centros.

¿Quien dirige Mutuam?

Ahora vamos a la guinda del pastel. Toda esta actividad se podría decir que no sería destacable si obviásemos el detalle de quien y como esta empresa esta donde esta.

Junta de Gobierno de Mutuam

  • Presidente: Josep Arqués Surinyac
  • Vicepresidente 1ro: Joan Nubiola De Castellarnau
  • Vicepresidenta 2a: Aurora Sanz Manriqu
  • Secretari: Josep Lluis Vilaseca Requen
  • Vocal: Salvador Maluquer Trepa
  • Vocal: Ramon Massaguer Melénde
  • Vocal: Teodoro Prat Torren
  • Vocal: Ignasi Torrent Portabell
  • Vocal: Manel Jovells Case
  • Vocal: Jordi Jané Guasch

Comité de dirección

  • Director General: Francesc Brosa
  • Directora de Finanzas y Servicios Corporativos: Conxita Fusté
  • Director de Recursos Humanos: Angel Almansa
  • Directora de Marketing y Comercial: Marian Pérez
  • Director Área Sanitaria: Josep Ballester
  • Director Área Residencial: Anton Molas
  • Director de Sistemes de Información y Comunicaciones: Lorenzo Rodríguez

¿Y dónde radica la esencia del «chanchullo» de este episodio?

Pues su presidente, Josep Arqués, ejerció de jefe de gabinete del propio Departament de Salut y secretario de la Conselleria de Salut de la Generalitat de Cataluña.

El actual director general de la fundación, Francesc Brosa, fue director del propio organismo de CatSalut (que es el organismo que acuerda y firma los convenios entre Mutuam y la Generalitat de Cataluña para ofrecer sus servicios cobrando de las arcas públicas)

El actual director del área sanitaria, Jose Ballester, tuvo su cargo en la Conselleria de Salut de la Generalitat de Cataluña.

Para darle un toque más «mafioso», el ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, en 2012 colocó al presidente de Mutuam, Josep Arqués, en el consejo Asesor de Salud Pública:

Poner en un órgano con poder de decisión sobre la sanidad, a personas con empresas que dan servicio a esa sanidad huele un poco raro, ¿Verdad?

Bien, para dar el último dato sobre este punto y que creemos que ya es el despropósito de los despropósitos. Como ya comentábamos anteriormente, el presidente de Mutuam estuvo con cargos en el gobierno de CIU, pues bien, fue durante esa época, mientras estaba metido en la Conselleria de Salut que la empresa Mutuam se «especializa» en dar servicios de atención social y sanitaria para personas mayores.

En resumidas cuentas, mientras Josep Arqués, actual presidente de Mutuam, estaba trabajando en el departamento de Salut de la Generalitat de Cataluña, se fraguó la operación entre Mutuam y la Conselleria de Salut. Y finalmente, en 2008, Josep Arqués se convierte en consejero delegado de Mutuam.

Cierre y conclusiones

Hemos visto como estar en el sitio oportuno en el momento adecuado y tener amigos cercanos puede ayudar a potenciar ciertas cosas.

Lo curioso es como una fundación sin ánimo de lucro, es conducida por unos individuos que consiguen contratos a dedo con la administración pública para realizar unos servicios que ya se ofrecen desde la propia administración.

Lo que más preocupa no es el mal uso del dinero público o influencias de personas para ganar concursos a dedos ya sea por amistad o por intercambio de favores, que aun así se debería investigar

La pregunta principal que nos deberiamos hacer es:

  • ¿Mutuam ha mejorado el servicio a los ancianos?
  • ¿Ha ayudado a que la pandemia sea mejor gestionada y con menor afectación en las residencias donde tiene contrato?

Por desgracia no lo parece.

Tras superar este periodo ¿La Generalitat revisará el servicio que ofrece esta empresa o similares?

Como siempre, parece que los políticos creen que los problemas se pueden «solucionar» pagando a un tercero, pero sin controlar para que se le paga. Pero por desgracia los que siempre pagan el pato son los mismos.

Os dejamos un bonito diagrama resumen:

Deja un comentario